Luca Pagliari: “Love is the only solution”

Tras su anterior trabajo, “Silent Cry”, un dibujo de la alienación de las mujeres jóvenes en la sociedad ritualista e hipertecnificada de Japón, Luca Pagliari, fotógrafo y ensayista italiano afincado en Barcelona y profesor de Estudios Superiores de Fotografía en IDEP, proyecta una vez más su mirada sobre la soledad del ser humano a través de una inmersión en el lado abisal del deseo.

luca-pagliari-prensa-i

En consecuencia, las imágenes que conforman la exposición “Love is the only solution-Una primera aproximación” son tan perturbadoras como enigmáticas; cuerpos femeninos desnudos que imponen su fisicidad en medio de espacios reducidos a mínimos contrastes cromáticos, donde sobre todo impera la oscuridad, desde la cual emergen las figuras como recuerdo de la alteridad en tanto que tentación, promesa de consumación y plenitud y, finalmente, peligro.

La influencia de Francis Bacon (y de sus maestros: Velázquez, Remdrandt, Goya) es innegable en esta colección de fotografías; las formas corporales se distorsionan, los rostros se desdoblan o se licuan, las mujeres son cosificadas, animalizadas, reducidas a estelas de movimiento, a piernas, a pechos, a culos, a vaginas. Hay dolor en cada gesto de placer y la belleza de la carne se deforma, muta en una inquietante mixtura que atrae y repele; como en Cranach, como en Schiele, como en Yuskavage, como en Cronenberg, como en Lynch. La mórbida sensualidad que emana de esas formas turgentes y atormentadas remite al ansia de trascender las propias limitaciones orgánicas e integrarnos con el otro, saldada con el paroxismo de la lujuria y el vacío de la frustración. No en vano, cuando en alguno de los retratos participa una segunda persona, cuando aparece explícitamente la mirada ajena –en tanto que reflejo del otro-deseante encarnada en un hombre e identificada con la del público–, se nos describe la crueldad o el sometimiento, la perversidad como forzosa consecuencia de esa incapacidad por unir el alma y la carne propias con el alma y la carne ajenas.triptico EXPO caracas

Sin embargo, se avistan escapatorias en las sombras, puntos de luz al fondo de los encuadres, puertas o ventanas que sugieren la existencia del mundo más allá del egotismo masturbatorio o del empeño del amor. Y los rostros aparecen, la materia se personifica. De ahí que el componente irónico, y melancólico, del título de la muestra, esa “única solución” que, a la postre, se demuestra insuficiente e insatisfactoria, evoque también la lucidez de la derrota, la inevitable necesidad de seguir subyugados al impulso de sublimar nuestros anhelos en nuestros semejantes. Por mucho que la experiencia diverja de nuestras aspiraciones, quizá la grandeza de ello esté en su dificultad, su absurdidad, su brevedad: el amargo don del instante, de la mortalidad.

Luca Pagliari - Prensa II

Hasta el 27 de marzo, la Galería H2O de Barcelona acoge esta exposición cuyo subtítulo ya evidencia su carácter de work in progress, de primera tentativa o primera aproximación a las complejas relaciones entre el amor y el sexo, la pasión y el placer, el deseo y la consecución, el orgasmo, la vacuidad, la tristeza: los claroscuros de la lujuria. E, igualmente, la obra participa de la voluntad de su autor de ahondar en las imbricaciones del arte contemporáneo entre pintura, fotografía y cine.

Anuncios

Las opiniones son bienvenidas

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: