“Yuki y Nina”: Microcosmos

Lo que podría haber sido un austero drama sobre la incomunicación de las personas, a través del relato de las consecuencias que tiene el proceso de separación de una pareja sobre su descendencia (en este caso, una introvertida niña de nueve años, la franco-japonesa Yuki), se convierte en manos de sus dos realizadores en un canto a la infancia y en un precioso cuento de hadas.

yuki_nina_03

La cinta, de hecho, se articula sobre una estructura que va emparejando diferentes opuestos. De esta manera, si bien buena parte de la misma transcurre en un ambiente urbano, la irrupción de dos bosques (¿o habría que decir de uno?) imprime un giro inesperado y poético a la acción. Asimismo, la convivencia de dos paisajes y de dos culturas –Francia y Japón– marca el desarrollo de la película, y no sólo a un nivel discursivo sino también fáctico, dado que sus autores son el actor francés Hippolyte Girardot (quien se reserva un papel secundario en el filme) y el director nipón Nobuhiro Suwa. Dichas dualidades responden, principalmente, al retrato de dos mundos que discurren en paralelo pese a formar parte del mismo universo empírico: el de los adultos, cuyos actos resultan incomprensibles para sus hijos, y el de los niños, de una apabullante lógica interna pese a su falta de racionalidad.

Zum Download bitte auf das Bild klicken

Este conjunto de contrastes que va tensando la pieza es fagocitado por su estilo minimalista y sobrio, de cámara sosegada, encuadres con pocas variaciones, fotografía naturalista y ausencia casi absoluta de acompañamiento musical. Gracias a esta plasmación visual tan contenida, la película logra hacer creíble lo increíble, pues –y lamento ser tan críptica– el Hada del Amor que invocan en sus juegos las dos pequeñas amigas para evitar ser separadas (Yuki tendrá que partir con su madre a Japón) quizá sea tan real como la aceptación del dolor y, con él, de la madurez; como el río y su tranquilo susurro recordándonos el devenir de la vida y la continuidad con el pasado y el futuro; como la consumación del círculo eterno en el encuentro de Yuki con las niñas y con la amable dueña de la casa junto al bosque; como la tienda de campaña en la casa-bosque y la cabaña de troncos en el bosque-matriz.

yuki-nina-09-12-2009-3-g

El debutante Girardot, con una mirada próxima a la de otros realizadores galos para los cuales ha actuado –por ejemplo, Arnauld Desplechin–, se deja llevar del sentido de lo irreal de Suwa, para concebir así una obra delicada y bella, un viaje al corazón y a la mente de sus dos protagonistas; dos chiquillas que, retoños de sendas familias desestructuradas, han construido con su amistad un refugio a la dolorosa vida adulta, cada vez más amenazadoramente cercana. Conviene, pues, adentrarse en la sutileza de sus imágenes con los ojos sin prejuicios de un niño soñador, para comprender cuál es el propósito último del abrupto cambio de registro de la parte final del metraje, que nada tiene de incoherente, pese a su heterogeneidad, si se atiene a la totalidad de lo narrado.

skw_YukiNina_01

La infancia –la naturaleza– está cargada de misterios y de intuiciones que los adultos hemos olvidado. Tal vez nuestra tristeza provenga de esa capacidad perdida de ver la magia del mundo. Porque hay cosas que el intelecto no puede aprehender. Y el materialismo feroz de un Occidente globalizado desvirtúa, de tener alguno, el sentido mismo de nuestra existencia. Así que desandemos el camino y aprendamos del niño que una vez fuimos; como decía Lillian Gish en otro cuento de hadas para adultos, el irrepetible La noche del cazador: “Los niños son los hombres más fuertes”.

Anuncios

Las opiniones son bienvenidas

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: